Las máquinas, sus elementos, piezas y partes se fabrican partiendo de un dibujo de las mismas que se ha diseñado tomando parámetros y medidas específicas para construirla de la manera más fiel posible; pero en ocasiones no se han conservado los dibujos de esas piezas y partes y se requiere de ellos, por lo que se aplica la Ingeniería inversa que consiste en diseñar geometría CAD o Diseño Asistido por Ordenador para recopilar datos en forma de malla o nube de puntos recopilados por un escáner 3D y obtener el dibujo de la pieza requerida para así poder hacer las modificaciones que se deban o tener el diseño virtual en caso de ser necesario. Con este dibujo se hacen las modificaciones, rediseño, cambios o mejoras de la pieza lo que ayuda a reducir los costes y fabricarla sin contratiempos.